miércoles, 28 de abril de 2010

Quedad con Dios

Y si es bisiesto, trescientos sesenta y seis. Tantos días el año como capítulos cumple esta serie en que los he ido nombrando, bautizándolos con mis ocurrencias e impaciencias y vuestras fieles notas al pie. Después de traer trescientas sesenta y seis veces un nombre para un día, probando las muchas mieles y las pocas amarguras de cinco años distintos (¡qué lejano aquel septiembre del 2006!), dejaré de acarrear palabras con este destino. Casi todo lo que comienza está destinado a un final, que no adopta ahora forma de abandono u olvido, sino que desemboca en las aguas abiertas que regresan a lo alto para volver a regar la tierra. Sin etiquetas que lleven unos días a otros, sin guiones para nombrar y renombrar, con todo el orden y el concierto que he podido, he traído entre manos pensamientos en voz alta y sentimientos en voz baja. Pero me llevo mucho más de lo que traje. Personas que un día aparecieron por aquí para quedarse más allá de esta despedida. Contrapuntos y diálogos. Entretenimiento y aprendizaje. Días y nombres que guardo en el corazón. Gracias a todos por todo. Quedad con Dios.

19 comentarios:

Félix dijo...

Subes un peldaño y pasas de nombrar días a nombrar... ¿años? No sé. Es cierto que todo tiene su momento y que para todo hay un final, pero, después de todo, vuelve la cabeza de vez en cuando y recuerda que hubo un tiempo en que nombraste los días; que hubo quienes aprendieron de esos nombres y se subieron a tu calendario para verte pasar todas y cada una de sus hojas; que hubo quienes llevaron eso hacia algo más y compartieron más que días contigo.
Sólo espero que a partir de ahora podamos poner nombre a nuestros cafés, a nuestras charlas esporádicas. Seguir en contacto.
Hasta siempre, Lucano. Fue un placer.
Cordialmente,
Félix

Lucano dijo...

No lo dudes, Félix. Pasaremos a la acción, pero a una acción de pausa y relajo, claro. Hasta pronto.

Lola dijo...

Lucano, amigo de sonrisa ancha...

Si es que esto de los blogs es complicado. Mira que algunas veces lo hemos hablado, hace poco con Conchero, por cierto.
Nos has puesto nombre a los días, hemos dejado el cajón de la mesilla abierto.
Hemos tenido mil temas para charlar.
Y además tú me animaste a crear preguntasyflores, ahora solamente queda de consulta y parado.
Que sea para bien, pues son muchos nombres los que hemos compartido contigo.
No te olvides de nosotros.
Un abrazo.

Lucano dijo...

Lo bueno es que, de un modo u otro, diremos las palabras que tengamos que decir. Y las preguntas, y las flores... Hasta pronto, Lola.

Conchero dijo...

Gracias porque has compartido el nombre de tus días con todos, muchas veces el nombre de nuestros días en común. Gracias por haber hecho de este blog un lugar de encuentro; gracias porque a veces se hace cuesta arriba, gracias por los malos momentos y por las batallas compartidas. Gracias por el valor y la dignidad de decir hasta aquí.

Algunos van a tener que empezar a leer revistas o libros, sino los dossiers van a sufrir anorexia... jajajajajja

Un fuerte abrazo.

Vitote dijo...

Será una pena dejar de leerte, era un placer ver cómo desenmarañabas las palabras y les dabas lucidez.Un abrazo, estamos aquí para lo que necesites.

Lucano dijo...

Conchero y Vitote, nos vemos en la "vida real". Al primero, mañana mismo, y al segundo, espero que pronto. Un abrazo y gracias por vuestra cercanía.

Anónimo dijo...

¡Que pena!, yo disfrutaba leyéndote, me enorgullece tu forma de hacerlo, pero se que todo tiene su momento. Pero te invito a continuar, ya te inventarás otra cosa. No obstante yo tengo el privilegio de tenerte muy cerca y sentirte, pero quiero decirte que tenías muchas "fans" (mis amigas) a las que le vas a dejar un vacio, y si no que te conteste Angela. Besitos y gracias por tu buen hacer. Mami.

Lucano dijo...

Jajajaja, menudo club de fans ;-) Ya escribiré en otro "invento". Un besazo.

lomas complicado dijo...

Otra del club de fans
... Y yo seguía esperando todos los dias a pesar de esa despedida, hoy ya me ha dicho tu mami que escribirás en otro sitio, pero echaré de menos esas reflexiones y esas anécdotas que nos contabas. Bueno parece que vas a desaparecer y yo te seguiré la pista, aunque ahora no he podido evitar dos lágrimas.
(Soy muy llorona) Un beso grande. Ángela.

Lucano dijo...

Ya te diré cuando vuelva a escribir, Ángela ;-) Gracias por la fidelidad. Un beso.

Anónimo dijo...

Todo tiene un principio y un final, pero mientras, en el camino, quedan las huellas que casi cada día, fuiste marcando con tus nombres y tus palabras.

Da penita esta despedida; espero que sea un hasta pronto. En cualquier caso, sólo queda decir Gracias.

Un saludo, ahorita desde tu Salamanca...

CRISTINA

Lucano dijo...

Cristina, sin duda un hasta la vista, que llegará. Un beso.

berrendita dijo...

Sólo puedo darte las gracias, una y mil veces. Y sí, me quedo. En los días con nombre, en los días sin nombre, en los días de color azul y flores, en los días de soledad, en los nombres que nunca decimos, en la vida, en lo que necesites. A tu lado siempre, amigo.

Un beso.

Lucano dijo...

Quédate, que te quedas en tu casa. Ya lo sabes. Un beso.

adoquinarios dijo...

SALUD!!!

Lucano dijo...

Salud!!!

Anónimo dijo...

Hello. [url=http://blue-pil.com/en/item/generic_zyban.html]order zyban[/url] hold this deals [url=http://ph-pills.com/en/item/generic_alli.html]diet[/url]

Anónimo dijo...

Gracias a tí. Seguro que no tardarás en "reaparecer",. Hasta pronto sobrino.