domingo, 14 de marzo de 2010

Laetare

Alegraos. El rosa de este domingo anticipa el florecimiento de la Pascua, ya próximo, y manifiesta la alegría aún contenida en el regazo cuaresmal. El rosa y la rosa, que hoy bendice el Papa y regalará como símbolo del Resucitado, dorada flor de su jardín, en preciosa tradición romana. Apenas dos semanas para alfombrar su entrada triunfal con ramos de alabanza y luego empedrar de sangre su calle de la amargura. Pasión de pasiones encontradas y vueltas a encontrar, siempre en búsqueda y nunca quietas, espinadas y hermosas como el rosal de su tierra, que del Cielo hoy espera la alegría.

4 comentarios:

El bollus dijo...

¡Que viene!, !que no nos queda nada¡
Que todos estamos muy liados con reuniones, organicaciones, folletos, papeles, cancioneros, lecturas, oras santas, oficios, viacrucis, grupos de trabajo, pueblos o pasos....
¡Qué stress!¿Habrá tiempo y energías para disfrutar?

Que no se nos olvide lo "ESENCIAL". Una oración puede quedar muy mona, pero sin Dios, no es oración.
Que ya está aquí. Que tienes dos semanas de cuaresma para ponerte al día con los "exámenes pascuales" ¿Habrá que ir a septiembre?
Limosna, ayuno y oración. reconversión, reflexión y claro, RESURRECCIÓN.
Que no nos pille el toro, que estemos en paz con nosotros mismos para poder estar en paz con el próximo. Ora, ora y cuando ya hayas terminado, ora con la acción.

Lucano dijo...

Esencia santa la que tenemos que buscar, para perfumarnos de verdad hasta embriagarnos. Feliz Pascua a todos.

berrendita dijo...

Y ya todo es distinto, Tomás. Y todo huele distinto. Y esperamos.

Que sigamos compartiendo, querido amigo. Un beso.

Lucano dijo...

Cada año es distinto, queremos que sea distinto. Cada año es igual, queremos que sea igual. Y lo que es y lo que queremos, termina por ser y seguimos queriéndolo.